Familias de clase media invierten más de US$60 mil

Manejar adecuadamente el presupuesto familiar implica elegir cuidadosamente el centro de estudios de nuestros hijos, porque, finalmente, se trata de uno de los mayores gastos que afrontamos los padres.

Todo padre de familia quisiera enviar a su hijo(a) al mejor colegio, y muchas veces se piensa que el más caro es el mejor; sin embargo, no necesariamente es cierto, por ello es sumamente importante hacer una investigación que tenga en cuenta muchos factores además del económico, como encontrar el colegio donde las características e inquietudes del niño se adecuen a la propuesta educativa, o que la filosofía del colegio coincida o se acerque a las expectativa de los padres.

Los niños empiezan cada vez más a más temprana edad su asistencia a un centro debido, fundamentalmente, a que la mayoría de mamás trabajan. Así, los llevan al nido, cuna o guardería entre el año o año y medio, los cuales en su mayoría están ubicados muy cerca al hogar.

El costo promedio en los segmentos A, B y C es de S/.700, S/.300 y S/.180, respec-tivamente. A los cuatro años muchos niños ya empiezan sus estudios en el colegio.

A este respecto, la mayoría se ha integrado verticalmente de modo que tienen aulas de prekinder y kinder que los preparan para el inicio de la primaria con costos promedios de S/.1,000 (A), S/.500 (B) y S/.200 (C).La primaria y la secundaria suman 11 años.

Los colegios, por lo general, cobran 10 cuotas anuales y muchos de ellos cobran una cuota más por matrícula. En la ciudad de Lima en el segmento A podemos encontrar 35 colegios con pensiones que van desde S/.1,100 hasta S/.2,900, con un costo promedio de S/.1,400. En el segmento B se encuentran unos 300 colegios con pensiones que varían entre S/.550 y S/.1,100, con un promedio de S/.700. Y, en el segmento C, se encuentran más de mil colegios con pensiones de entre S/.180 y S/.550. A esto hay que añadirle la cuota de ingreso, que es un pago único que se realiza por cada alumno. Para colegios A varía entre US$2,500 y US$9000; para colegios B, más del 90% cobra entre US$600 y US$2,500; y, en el segmento D, la mayoría no cobra o cobran montos pequeños, como el equivalente a una o dos mensualidades.

En cuanto a los estudios universitarios, el 60% de alumnos asiste a una universidad privada. Para estudiantes del segmento A los costos pueden variar entre S/.1,700 y S/.3,500, dependiendo de la universidad y carrera que elijan, con un  costo promedio de S/.2,400; para estudiantes del segmento B entre S/.900 y S/.1,700, con un promedio de S/.1,300; y, en el segmento C, los costos van de S/.400 a S/.900, con un promedio de S/.700. Por supuesto, siempre queda la opción de enviar a nuestro hijo a una universidad pública, donde el ahorro es notoriamente significativo. En dicho caso, el gasto se realiza en la preparación preuniversitaria, para poder enfrentar exitosamente el examen de ingreso frente a una masa de postulantes sumamente competitiva.

En conclusión, para cuando nuestro hijo llegue y nos presente su diploma de graduado, habremos gastado en él US$125 mil (A), US$ 63 mil (B) o US$ 29 mil (C), sin incluir alimentación, uniformes, movilidad, talleres, vacaciones útiles, etc. Hay que anotar que comparando el mismo ejercicio hecho hace dos años, este se ha incrementado en 20% por el aumento de las pensiones y la revalorización del sol.


Compartir: