El Bachillerato como garantía de formación global

La llave maestra a lo mejor de la educación

La mejora de la calidad educativa se ha convertido en una prioridad. Así, una institución puede optar por procesos de acreditación o certificación que incorporan autoevaluación, evaluación externa y procesos de mejoramiento. Muchos colegios en el país ofrecen algún programa de Bachillerato de los varios que existen en el mercado, que concluye con un diploma, el mismo que permite el acceso directo a reconocidas universidades en el mundo.

En términos generales, el Bachillerato fue creado como una transición entre la secundaria y la universidad. Lo interesante es que los estudiantes en este módulo pueden optar por cursos diferenciados o electivos según sus intereses. Por ejemplo, en el Bachillerato Italiano, denominado Liceo, se puede optar por las áreas de ciencias, lingüística o las artes; se trata de un módulo de estudios generales que además funcionan a manera de examen de admisión, o reemplazándolo sin el drama de enfrentarse a un único examen que define el ingreso a una universidad.

Uno de los principales beneficios del bachillerato, como lo describen desde el Colegio Franco Peruano, es que desarrolla la capacidad de producción escrita y oral sobre asuntos que exigen un profundo análisis. Por otro lado, el trabajo personal de investigación desarrolla la autonomía e iniciativa en la búsqueda y la exploración de la información, que potencia el pensamiento asociados a la investigación, lo cual les permite desenvolverse más fácilmente en la vida universitaria y laboral.

Los estudiantes que concluyen el bachillerato reciben un diploma que, según la orientación que hayan elegido y el puntaje obtenido, les da la posibilidad de ingreso directo a determinadas universidades y carreras de todo el mundo. Posteriormente, varios programas de bachillerato han incorporado modalidades para los primeros años de secundaria, incluso para los de primaria, a modo de una acreditación o certificación de calidad. Existen varios programas que los mencionaremos seguidamente.

Bachillerato europeo

Con distintas denominaciones, los colegios tienen el bachillerato promovido por los gobiernos de los países a los que culturalmente pertenecen. Así, los colegios alemán Alexander Von Humboldt, el Franco Peruano, el Italiano Antonio Raimondi, entre otros, tienen exigentes programas que incluyen un año adicional a los cinco años de secundaria. Este año adicional de estudios con cursos obligatorios y electivos reemplaza a los estudios generales y da ingreso directo a las mejores universidades de los respectivos países y, en general, a todas las de Europa y Estados Unidos.

Estos programas son también exigentes en el dominio de los respectivos idiomas; por ello, desde los primeros años de secundaria los candidatos deben decidir si optarán por el bachillerato. En el caso del Abitur, bachillerato del colegio Humboldt, más del 50% de estudiantes optan por esta alternativa y los egresados salen dominando el alemán, inglés y, muchos incluso, el francés. Casi todos viajan a estudiar a Alemania y a otras universidades europeas, algunos incluso a universidades de Estados Unidos.

Cambridge Assessment International Education

Este programa forma parte de la Universidad de Cambridge. Las certificaciones que ofrece son reconocidas por las mejores universidades en países como Estados Unidos, Reino Unido, Australia, Canadá, Alemania, América Latina, entre otros. En este momento, casi un millón de estudiantes matriculados en más de 13,000 centros educativos de 160 países se preparan para el futuro con la educación internacional que ofrece Cambridge.

En el Perú, los colegios que implementan esta propuesta educativa suelen estar asociados al British Council, organización internacional del Reino Unido para las relaciones culturales y oportunidades educativas. Ellos forman parte de Partner Schools Global Network (PSGN), una comunidad de Colegios Cambridge International que promueven la mentalidad internacional y el respeto multicultural. Mediante el currículo refuerzan la cultura peruana y analizan conceptos desde un contexto global.

El Bachillerato Internacional

El Bachillerato Internacional (IB) es el programa de bachillerato más popular, reconocido por muchas universidades del mundo. En el Perú, todas las universidades privadas aceptan el ingreso directo a los egresados del Diplomado. Sin bien tiene cuatro programas que abarcan la enseñanza desde los tres años hasta los 19, el de mayor éxito es el Programa del Diplomado, que comprende a estudiantes de entre 16 y 19 años, cuyo currículo está formado por seis grupos de asignaturas y tres componentes troncales: Teoría del Conocimiento (TdC); Creatividad, Actividad y Servicio (CAS), y la Monografía.

El IB tiene más de 50 años, presencia en 153 países y más de 1,4 millones de alumnos. El diploma del IB se desarrolla dentro de los cinco años de secundaria, es decir, no requiere el año adicional como en los programas anteriores. En el Perú, son 69 los colegios que cuentan con el Programa del Diplomado del IB; de ellos, 42 son privados —ocho ubicados en ciudades distintas de Lima—, tres colegios pertenecen a las Fuerzas Armadas y 24 escuelas públicas a los Colegios de Alto Rendimiento (COAR) ubicados a lo largo del país.

Otros programas de mejora

Existen otros programas y certificaciones orientados a la mejora de la calidad educativa en colegios. Por ejemplo, la red de colegios Innova Schools cuenta con una certificación AdvancED, que destaca el trabajo grupal, proceso de enseñanza y sistema de evaluación de aprendizajes, pensamiento digital usando recursos de soporte, y desarrollo del liderazgo. Esta certificación es compartida con 32 mil colegios que involucran a más de 20 millones de escolares.

Por su parte, varios colegios vienen trabajando sistemas innovadores, como el colegio Áleph o el Colegio Villa Perse. Otros colegios han optado por realizar una acreditación con el modelo European Foundation for Quality Management (EFQM), entre los que podemos citar a los colegios Reina del Mundo, San Roque, San Francisco de Borja y Santa Rosa de Lima.

La mejora de la calidad educativa se ha convertido en una prioridad. Así, una institución puede optar por procesos de acreditación o certificación, que incorporan autoevaluación, evaluación externa y procesos de mejoramiento. Hace varios años, el Ministerio de Educación creó el Sistema Nacional de Evaluación, Acreditación y Certificación de la Calidad Educativa (Sineace), que, como su nombre lo indica, busca garantizar que tanto colegios públicos como privados ofrezcan un servicio educativo de calidad. No obstante, salvo algunos atisbos hace tres años, no se ha vuelto a saber de esta entidad ni hasta la fecha ha mostrado ningún logro. Esperamos que el Sineace se reactive para cumplir la función para la cual fue creado.

Finalmente, hay que destacar que programas globales como estos permiten que muchos jóvenes peruanos puedan estudiar en prestigiosas universidades del mundo. Lo interesante, además, es que ya no se trata solo de estudiantes de colegios privados, sino también para los estudiantes públicos —Colegios de Alto Rendimiento (COAR)—, lo que confirma que cada vez más peruanos se atreven a estudiar en el extranjero. Esto beneficiará a la competitividad de nuestro país con mejores profesionales que conocen el mercado global, y las universidades se nutrirán cada vez de más profesores con experiencias internacionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *