La Educación Básica Regular en el Perú

De inicial a secundaria

Desde hace unos años, la expansión de la oferta educativa se ha visto impulsada por la inclusión de la formación del ser humano desde la más tierna infancia. Así, ahora la Educación Básica Regular, a los tradicionales niveles de educación primaria y secundaria, contempla los primeros ciclos del Nivel Inicial. Por ello, es bueno echar un vistazo a la articulación de la educación obligatoria regulada por el Estado peruano, las modalidades de ingreso y el acceso a los colegios privados.

 

¿Qué significa “obligatoria”? No significa que los niños peruanos, por la buena voluntad del Estado, están “obligados” a ir a la escuela. Aseverar que la educación peruana es obligatoria significa que los niveles educativos son insoslayables, están articulados de tal manera que no pueden saltarse bajo ningún concepto. Es decir, que para postular a la educación terciaria o superior es obligatorio haber cursado estudios secundarios, y para acceder a la secundaria es obligatorio haber estudiado y aprobado antes la primaria completa. Hasta hace unos años el único nivel que no era obligatorio era el Inicial, en donde todos los niños y niñas son promovidos sin excepción. Asimismo, se ha promulgado una norma según la cual, en estos primeros ciclos está prohibido tomar exámenes de ingreso, quedando vigente que para matricularse en el primer grado de primaria se exige una edad mínima de seis años de edad.

Cabe precisar que según el Currículo Nacional de la Educación Básica, la Educación Inicial atiende a niños menores de 6 años y se desarrolla en forma escolarizada y no escolarizada; promueve prácticas de crianza con participación de la familia y de la comunidad; contribuye al desarrollo integral de los niños, teniendo en cuenta su crecimiento físico, afectivo y cognitivo. La Educación Inicial se articula con la Educación Primaria asegurando coherencia pedagógica y curricular.

Las guarderías y nidos, por lo general, aceptan la asistencia de niños desde los 18 meses o dos años de edad, quienes pueden incorporarse en cualquier época del año. La mayoría de nidos atiende a un número reducido de alumnos por aula (10 a 15) y en su mayoría funcionan en casas acondicionadas para este fin.

En cuanto a la primaria, esta tiene una duración de seis años y es cursada por los niños de entre seis y 12 años de edad. Los docentes en este nivel imparten todas las materias, salvo las asignaturas de Música, Educación Física, Idiomas y Religión, que son impartidas por profesores especializados. En muchos colegios este método solo se emplea hasta el quinto grado.

La secundaria dura cinco años y es cursada por jóvenes de entre 12 y 17 años de edad. Todas las asignaturas son impartidas por profesores especializados. Los colegios bilingües desarrollan algunos cursos en el idioma extranjero.

La admisión

El reglamento de admisión de los colegios privados no es igual en cada caso. Esto afecta incluso a la oportunidad para postular. En esta nota solo podremos dar observaciones generales al respecto. Así, en general, en la mayoría de colegios bilingües la postulación se efectúa cuando el niño tiene tres años de edad, lo que le permitirá realizar el kinder en el colegio elegido cuando tenga cuatro años.

Cada vez hay menos colegios privados donde la admisión se lleva a cabo a los cinco años para iniciar en el primer grado de primaria. Hay colegios donde las solicitudes de admisión son mucho mayores que las vacantes disponibles. Por ello, es aconsejable tener pensada una segunda opción. Las evaluaciones para la admisión son, en algunos casos, durante el segundo trimestre del año (mayo, junio) y, en otros, durante los meses de setiembre y octubre. Ante la gran demanda, en muchos colegios la admisión es, incluso, dos años antes. Para cubrir las vacantes disponibles, en primer lugar, tienen preferencia los hermanos de niños que estén estudiando; luego, los hijos de los exalumnos; eventualmente, los ciudadanos pertenecientes a una comunidad educativa (británicos, alemanes, franceses, chinos, japoneses, etc.), y, solo luego de ello, reciben a nuevos postulantes.

Derecho de ingreso

El costo de postular a un colegio varía desde S/ 50 a S/ 200, que es el pago por derecho de admisión. Si el niño aprueba los exámenes y logra una vacante, es usual en los colegios de los sectores altos y medio altos que se realice un único cobro llamado “cuota de ingreso”, que equivale desde una pensión escolar hasta US$18,500. Esta cuota de ingreso en algunos casos puede tener un descuento para exalumnos o para los hermanos.

Luego de estos dos pagos (en el caso de los que ingresan por primera vez a un colegio), viene el correspondiente a la matrícula. Hay colegios que no cobran por este concepto, pero son escasos; muchas veces ya está incluido en las mensualidades o es equivalente a una mensualidad. El mínimo de cuotas al año por el costo del servicio educativo equivale a nueve mensualidades y no excede de 12. Para comparar los costos entre los colegios, lo mejor es considerar los pagos totales, es decir, la matrícula más las pensiones.