» Perú mejora significativamente en prueba PISA

Perú mejora significativamente en prueba PISA

A pesar de estar en los últimos lugares en la región

Los resultados de la evaluación PISA del 2015, dados a conocer en diciembre del año siguiente, han generado, como nunca antes, reacciones de todo tipo. El dato objetivo es que Perú fue el país de Latinoamérica que registró la mayor mejora, y el cuarto a nivel global, solo debajo de Georgia, Qatar y Albania con respecto a los resultados anteriores del 2012.

Por Justo Zaragoza*

La evaluación PISA fue creada en Europa por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OECD, por sus siglas en inglés) con la intención de medir los avances en materia educativa de los jóvenes de 15 años, de unos 20 países europeos. Para ello se elige una muestra representativa de centros educativos y estudiantes por país. La evaluación mide tres tópicos: comprensión lectora, resolución de problemas matemáticos y, desde hace poco, la competencia en ciencias. Al no haber una evaluación estandarizada de este tipo, rápidamente fue adoptada por otros países, no obstante estar pensada para la cultura europea.

El educador León Trahtemberg es bastante crítico respecto a esta medición, pues, considera, evalúa solo tres tópicos y no mide la creatividad, la innovación, el emprendimiento y, en general, las materias blandas, que hoy por hoy son consideradas, incluso, más importantes. Al respecto, ha escrito un artículo titulado “El arte posee valores más potentes que la matemática”.

Por otra parte, cuestionó el hecho de que estos resultados no necesariamente tienen correlato con la competitividad de los países; muchos países emergentes, fundamentalmente asiáticos, le han dado tanto valor que realizan una preparación especial a los alumnos, que ocasiona una distorsión, pues el objetivo final es lograr buenos resultados en PISA y no un medio de evaluación. Así, si ponemos como ejemplo a Suiza, que está primero en competitividad a nivel mundial, veremos que en la prueba PISA obtiene el puesto 18. Algo similar ocurre con Estados Unidos, Suecia, Inglaterra, Francia, Alemania, etc., que lideran el ranking de competitividad y en PISA no están entre los primeros. Contrariamente, Vietnam ocupa el puesto 8 en PISA pero el 60 en competitividad.

No obstante estas objeciones, creo que los resultados sirven como herramienta de trabajo para realizar comparaciones, y conocer los avances y retrocesos en las materias que se miden; compararnos con nuestros pares latinos y, sobre todo, analizar los resultados internos de acuerdo con el Índice de Estatus Social, Económico y Cultural (ESCS, por sus siglas en inglés). Desde este punto de vista será que analizaremos los interesantes resultados.

En términos generales, los resultados muestran tres tercios nítidamente diferenciados. Un primer grupo compuesto por países asiáticos, que trabajan arduamente para obtener un buen rendimiento; y por algunos países europeos, fundamentalmente nórdicos, los cuales lideran el ranking de las pruebas PISA. Un segundo grupo está compuesto por países desarrollados, competitivos, que no están obsesionados con los resultados pero los toman como una medición a tomar en cuenta. Y, finalmente, están los países latinos junto con otros países en desarrollo que se encuentran algo rezagados tanto en la prueba PISA como en competitividad.

Resultados en Latinoamérica

El ranking en Latinoamérica lo lidera Chile, seguido de Uruguay, con promedios de 443 y 430 puntos, respectivamente. Hay que añadir que estos se encuentran a unos 50 puntos por debajo del promedio de los 70 países evaluados. Un segundo grupo está constituido por Costa Rica, México y Colombia, con puntajes promedios de entre 410 y 415. El tercer grupo lo integran Brasil y Perú con 395 y 394 puntos en promedio. Por último, República Dominicana, que participa por primera vez, quedó bastante rezagada con un promedio de 339 puntos. Hay que mencionar que países como Ecuador, Bolivia, Venezuela, Cuba y Paraguay no participan en esta prueba, mientras que en Argentina la muestra se desarrolló solo en la provincia de Buenos Aires, por lo que en el ranking aparece no como país, sino como ciudad en el puesto 38 (475 puntos).

La buena noticia es que Perú fue el país que más avanzó (12.66 puntos en promedio entre el 2012 y el 2015), prácticamente empatando a Brasil. Colombia ocupa el segundo lugar en avance con 6 puntos en promedio, que le valió para desplazar a Brasil y acercarse a México y Costa Rica. Chile mejoró 3.66 puntos, con lo cual mantiene el primer lugar. Brasil, México y Uruguay han obtenido resultados mixtos –suben en algunas áreas y bajan en otras–, lo que los mantiene estancados; y Costa Rica muestra una dramática caída en todas las áreas (más de 7 puntos menos en promedio)

De continuar esta tendencia, el Perú en la próxima evaluación estaría aproximándose al segundo grupo de países y llegaría al promedio global de 490 puntos, primero que todos en Latinoamérica; para ello, hay una serie de temas pendientes por resolver.

Resultados en el Perú

En el Perú la prueba PISA se tomó en 281 colegios, siendo esta una muestra representativa de todo el país. Analizando los resultados desagregados concernientes al conocimiento de ciencias, una de las tres evaluaciones, el Perú obtiene 397 puntos, mientras el promedio de los 70 países es de 493 puntos; es decir, 96 puntos por debajo.

En este sentido, los estudiantes varones obtuvieron 402 puntos y las mujeres 392. Los pertenecientes al nivel socioeconómico y cultural más alto obtuvieron 507 puntos; es decir, un poco más de la media global. Sin embargo, los estudiantes del nivel más bajo consiguieron apenas 305; es decir, una diferencia de 202 puntos; esta es la enorme brecha entre los niños de condiciones privilegiadas y aquellos en situación precaria. Para medir estas diferencias, la OCDE usa el ESCS.

Según este índice, la prueba PISA clasifica a los colegios del país en tres categorías: privilegiados, que representan el 9%; los del promedio (41%) y los pobres (50%), los mismos que alcanzaron puntajes de 450, 400 y 350, respectivamente, que en síntesis muestra una diferencia de 100 puntos entre colegios de ingresos altos y de ingresos bajos.

La prueba PISA ordena los resultados en 1B, 1A, 2, 3, 4, 5 y 6, siendo 1B el nivel más bajo y 6 el más alto. Los resultados considerados óptimos por la OCDE son a partir de nivel 2. Sin embargo, en el Perú el 2.8% está incluso debajo del nivel 1B, que no logra ni 260 puntos; el 19% se encuentra en el nivel 1B; el 36.7%  en el 1A; mientras el 27% logró el nivel 2, el 11.5% el nivel 3 y solo el 2% el nivel 4. Ninguno logró los niveles 5 y 6. En resumen, solo el 41.5% logra resultados óptimos y el 58.5% no obtiene este puntaje. A pesar de ello, si comparamos la evaluación del 2012 con esta reciente, hay una mejora importante sobre el 31.5% logrado antes; es decir, el incremento ha sido de 10 puntos.

Como conclusión, podemos decir que a pesar de que hemos logrado una importante mejora en las tres áreas evaluadas, nuestro país aún se encuentra entre los últimos del ranking. Por otro lado, los resultados muestran que existe una brecha brutal entre colegios pertenecientes a un estatus social, económico y cultural alto y los de nivel bajo.

En consecuencia, creo que el Minedu hace un trabajo en la dirección correcta mostrando avances importantes; sin embargo, para reducir la brecha hace falta una labor diferente y ardua a fin de dotar de recursos, materiales, buenos docentes, acceso a internet y equipamiento tecnológico adecuado a todos los colegios, en coordinación con los gobiernos regionales, locales y la cooperación de la empresa privada, que permita cerrar esta enorme brecha y, al mismo tiempo, incentivar las buenas e innovadoras experiencias que puedan ser replicadas en otros colegios.

* Director Fundador del Grupo Educación al Futuro.

Post Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *