» La educación privada

La educación privada

Múltiples opciones para una demanda creciente

Desde hace más de una década, el servicio educativo ofrecido por empresarios privados se ha visto beneficiado por la idea de que los colegios particulares son mejores que los estatales siempre. Sin embargo, la educación pública ya empieza a mostrar algunos progresos y ha resultado un freno al crecimiento de colegios orientados a un sector medio bajo. Por su parte, la educación privada ha buscado diferenciarse cada vez más ante una demanda de calidad que ha impulsado un crecimiento con muchas opciones: desde colegios premium hasta colegios de cadenas orientados a un sector B y C. En muchos casos, los aumentos de pensiones se han estado dando todos los años.

La educación privada ha tenido un crecimiento espectacular en los últimos 16 años, pasó del 17% de participación a representar cerca del 50% en Lima. En los primeros años el crecimiento fue explosivo, desordenado y de calidad heterogénea; sin embargo, en los últimos años esta se viene decantando, es decir, crecen los buenos colegios privados. Ante un  mercado con cierta madurez, ya no es tan fácil ingresar; se requiere de una buena planificación, una inversión importante, un equipo de especialistas que conformen la institución y con un posicionamiento definido.

La mejora de la educación pública está sustentada fundamentalmente por los Colegios de Alto Rendimiento (COAR), que prácticamente existen en todas las regiones; los colegios con Jornada Escolar Completa (JEC), que para el presente año pasan de 1600 a 2006 en todo el país –que incluyen más horas de matemática, inglés, educación para el trabajo y tutorías, y muchos con moderna infraestructura o rehabilitados–; y los colegios de Fe y Alegría, que gozan de reconocimiento por su adecuada gestión, demostrada por la mejora en los resultados PISA. Este escenario positivo se ha convertido en un freno al crecimiento de la educación privada orientada al sector medio bajo, de modo que los padres de familia tienen ahora otras opciones antes que matricular a sus hijos en colegios privados, que muchas veces resultan precarios.

La sobredemanda por colegios premium continúa; hace tres años, cuando la demanda llegó al pico de hasta siete postulantes por vacante, se crearon varios colegios nuevos como el Áleph, Lima Villa College, Villa Gratia Dei, Villa Perse, San German –todos en Villa Chorrillos– o se reposicionaron algunos para enfrentar esta demanda. El otro efecto en colegios sin muchas vacantes fue el alto incremento en las pensiones, que en promedio se ha duplicado en 10 años; o el de las cuotas de ingreso, que en algunos casos hasta se han triplicado en  menos de cinco años. Actualmente, ya los costos resultan altos, incluso tan o más caros que los colegios de Chile, país con los más elevados costos educativos de la región.

De acuerdo con un informe de Semana Económica (18 de diciembre de 2016), colegios como el Roosevelt o Markham en lugar de seguir incrementando sus pensiones o cuotas de ingreso, que nadie podrá pagar, han optado por aumentar sus vacantes, pues los precios habrían llegado a un tope. En el caso del Roosevelt –donde el 50% de su alumnado es peruano, 25% norteamericano y el otro 25% de otros países– han ampliado de cinco a seis secciones por grado, con lo cual han incrementado su alumnado de 1450 a 1750; consiguientemente, su facturación creció en 47%, pasando de S/ 64 millones a S/ 94 millones. En el caso del Markham, el aumento ha sido de 145 a 160 alumnos por grado, con cuotas diferenciadas para primaria y secundaria, manteniendo un 37% de docentes extranjeros con sueldos competitivos. En ambos casos, para albergar a una mayor población han invertido considerablemente en nueva infraestructura, nuevas aulas, ambientes, talleres, laboratorios, canchas deportivas, estacionamientos, etc.

Otra tendencia interesante es la creación de nuevos colegios orientados al segmento B, producto de la integración vertical de nidos, que con la integración de educación inicial en colegios han visto reducidas sus opciones. Así, este año tenemos nuevos colegios, como Los Alpes Elementary School, liderado por la educadora Verónica Murgia, con amplia experiencia como fundadora y promotora de Little Ones Nursery en el distrito de Surco; el nuevo colegio Almasiri, en San Borja, a partir del Nido Picaflores; y hace dos años el colegio Aldebarán, del nido Figuritas en Surco, liderado por su promotora, la licenciada Neyda Ugarte. Otros planteles nuevos son los colegios cristianos, tales como el International Christian School en Miraflores, y el Saint Patrick’s en La Molina

Entre los colegios orientados al segmento C, siguen multiplicándose aquellos pertenecientes a los consorcios, como Innova Schools, Pamer, Trilce y Trento. También encontramos colegios muy competitivos, como Saco Oliveros, con  más de 40 sedes; y Prolog, con fuerte presencia en Lima Sur, que incluso preparan a equipos de estudiantes que han logrado los primeros lugares en concursos internacionales en ciencias y matemática. Otros colegios exitosos son el Juan Pablo Peregrino, en Carabayllo, donde toda la promoción de quinto de secundaria ingresó a la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, la mitad de ellos a carreras de ingeniería; el Grupo AvantGard, en Villa El Salvador, que cuenta con siete sedes y una villa deportiva con certificación en el modelo de calidad europea EFQM y que ha incorporado el método Singapur en la enseñanza de matemáticas; el consorcio Technology School, con más de 30 sedes, etc.

Este 2017, Innova Schools tiene como meta captar 10,740 alumnos e iniciarán el año con seis colegios nuevos, cinco de ellos en Lima y uno en Trujillo. El Innova apunta a una clase media emergente con pensiones promedio de US$ 130, siendo la innovación uno de los pilares de su propuesta educativa; para desarrollarla han trabajado en Berkeley la educación inicial, usan el modelo Blended para primaria, y en secundaria –en la que se alterna la educación por grupos y la individual– se basan en proyectos aterrizados a la realidad. Esta exitosa experiencia junto con otras como las de Áleph o Talento, de Trujillo, son visitadas e investigadas por otras instituciones, incluso extranjeras, para tomarlas como ejemplo por seguir.

Hay que añadir que han anunciado su llegada a Lima Futura School del Grupo Wiese, liderado por Gonzalo Galdos y Susana de la Puente, gracias a la contribución del Grupo ACP, que con S/ 20 millones financiará cinco nuevos colegios en Arequipa, Ica, Tacna, Trujillo, Chiclayo y Piura. El Grupo Zárate, de Huancayo, también ha anunciado la llegada a Lima de su franquicia de Colegio Zárate, que cuenta con dos sedes en Huancayo y una en el Cusco. Este Grupo, además, tienen negocios inmobiliarios y de gastronomía. Hay que precisar que este sector ha resultado muy competitivo y la apertura de estos colegios está desplazando a los pequeños colegios de barrios; incluso captan promociones completas de otros colegios, por lo que la competencia es alta. Lo interesante es que como resultado de este proceso tendremos mejores colegios privados en cualquiera de los estratos, distritos y regiones.

Simultáneamente, el Minedu ha emprendido una férrea campaña de fiscalización de colegios, sancionando y hasta cerrando a los que incumplan las normas. Asimismo, trabaja en el nuevo Reglamento de las Instituciones Privadas de Educación Básica, vigente desde el 2006, con el objetivo de evitar que sigan ocurriendo estafas, que hoy se ven en algunos colegios privados de mala calidad. El proyecto prepublicado ha sido criticado por ser muy punitivo, pasando de tener 51 a 113 sanciones, y no fomenta la innovación y creatividad. Incluso se debate sobre la reglamentación del alza de las pensiones, lo que ha generado un debate. Desde la Comisión de Defensa de Consumidor del Congreso también se pretenden regular las tarifas de colegios y universidades, según manifiesta su presidente, Juan Carlos Gonzales.

Pensiones escolares

El 59% de colegios privados ha incrementado sus pensiones en 5,5% en promedio para el año lectivo 2017, mientras un 42% mantiene las pensiones del año anterior. Un mayoritario 47% de colegios las aumentó entre el 4% y 7%, mientras que un 20% subió sus pensiones en menos del 4%; el 17% entre 7% y 10%, y el 16% más de un 10%. Se observa que la mayor alza se da en colegios del sector medio y bajo (pensiones menores a S/ 900), de tal manera que en este sector un 61% subió sus pensiones, mientras que los colegios con pensiones más altas subieron solo el 52%. Incluso entre los cinco colegios más caros, solo uno subió sus pensiones.

El incremento en el 59% de colegios de este año es menor al 71% de colegios que subió el 2016 y al 81% del 2015, así como el promedio este año es ligeramente menor. Muchos de los colegios que incrementaron sus pensiones incluso por encima del 10%, son en su mayoría ese 29% que el año anterior no subió sus pensiones. Lo que muestra a un grupo de colegios que sube todos los años porcentajes menores, mientras otros lo hacen interanualmente y, por lo general, en porcentajes mayores.

Los colegios Trilce subieron sus pensiones entre 5% y 9.8%, mientras que los Innova lo hicieron entre 5% y 7%. Entre los colegios que subieron más del 10% se encuentran el San Silvestre, Villa María, Lord Byron, Inmaculado Corazón, Villa Alarife, Reina del Mundo, Champagnat, etc.

En cuanto a la cuota de ingreso, hubo un aumento en 42% de colegios. Hay que señalar que hace unos años solo los colegios premium cobraban este concepto, pero actualmente más de la mitad lo ha incluido en su cobranza, aunque sea equivalente a una pensión. Nuevamente, los colegios de mayor costo no han subido; entre los que más aumentaron tenemos al San Silvestre y al Peruano Británico, cuyo incremento fue de US$ 15,000 a US$ 16,500, que  representa un aumento de 10%; el colegio Áleph pasó de S/ 21,000 a S/ 25,700; el Raimondi de US$ 7,000 a US$ 8,000; el St George’s de S/ 21,000 a S/ 23,500, etc.

Morosidad

De acuerdo con la ley, los colegios no pueden condicionar la atención de los reclamos, ni la evaluación de los alumnos al pago de pensiones. Además, están impedidos del uso de formularios intimidatorios; como máximo, pueden retener los certificados del periodo no pagado. Esta medida ha generado la relajación en el cumplimiento de pago de pensiones de algunos padres de familia. Según el contador Lincoln Palacios, la morosidad mensual promedio subió de 19% en el 2010 a 23% el 2014 para los colegios afiliados al Consorcio de Centros Educativos Católicos, siendo marzo el mes de la más alta morosidad, que llegó, incluso, hasta un 50%. Luego, fue descendiendo hasta cerrar en diciembre con el 9% de morosidad.

Por Justo Zaragoza / Director Fundador del Grupo Educación al Futuro.

Post Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Protected by WP Anti Spam