Interesante crecimiento del mercado editorial


“En el Perú la gente no lee” es una frase que resume una percepción generalizada; sin embargo el crecimiento del mercado editorial ha sido del orden del 10% en el último año. De acuerdo con la Cámara Peruana del Libro (CPL), en el 2010 las ventas en el sector fueron del orden de US$165 millones, el 2011 de US$182 millones y en el presente año se espera superar los US$200 millones. El 64% de participación lo tendría la venta de textos escolares, el 30% corresponde a textos de interés general y un 5% a ventas de enciclopedias

La piratería, que representa el 35% de las ventas del mercado legal, estaría disminuyendo de a poco gracias al crecimiento de nuevos y modernos puntos de venta y la baja de precios de los libros. Aunque en opinión de Álvaro Lasso, de Editorial Estrenomudo, esta actividad resulta hasta cierto punto positiva ya que se trata de un termómetro del éxito de un libro y, además, “demuestra que sí nos leen”.

Expansión de las librerías
Hasta el 2011 el número de habitantes por cada librería en el país era de 239,528, esto debido a la falta de locales principalmente en provincias ya que el 50% de tiendas se concentra en Lima, lo cual brinda una excelente oportunidad al crecimiento, las nuevas propuestas además incluyen locales no solo de venta de libros sino una serie de alternativas como: clases de cocina, catas, sesión de autógrafos, presentaciones de libros, música en vivo, espacio especial para niños, y no está prohibido hablar en voz alta; además ofrecen discos, películas, juegos educativos, y muchos tienen cafeterías. A continuación detallamos algunas:

Librerías Crisol ingresó al Perú el 2001 de la mano de Grupo Santillana. Desde el año 2006 pertenece a una sociedad de inversionistas peruanos, cuando contaba todavía con dos tiendas. A partir de ahí ha tenido un crecimiento explosivo y ahor cuenta con 16 puntos de venta en Lima y ciudades como Arequipa, Trujillo, Huancayo y Chiclayo. Su plan de expansión tiene previsto llegar a Huánuco, Piura y Cajamarca dentro de los supermercados Real Plaza, con una inversión promedio de S/.600 mil por cada punto de venta, de tal manera que para el 2013 tendría 19 tiendas. Crisol vende 55 mil ejemplares al mes, y su local del “Mall” Centro Cívico es el que le genera mayores ingresos. En el año 2011 registró ventas por S/.29 millones y estima que para el presente año estas aumentarán en 50%. El mix de productos de ventas también incluye CD y DVD musicales, así como DVD de películas, rompecabezas, juegos educativos y otros asociados.

Ibero Librerías estima vender el 2012 entre 15% y 20% más que el 2011. Sus directivos revelan que este año han importado más de 700 nuevos títulos, 30% más que el 2011. En cuanto a las categorías de mayor venta manifestaron que son las de literatura, libros infantiles y cómics, respectivamente. Por otro lado, también anuncian su plan de expansión con un nuevo local de 400 m2 y su portal para ventas virtuales.

Zeta Bookstore, a sus 12 tiendas existentes, este año ha sumado puntos de venta en los aeropuertos de Iquitos, Trujillo, Piura y Cajamarca. En lo que resta del año también abrirá en los aeropuertos de Chiclayo, Pucallpa y Tarapoto, siendo su público el profesional que viaja y busca lectura entretenida. Cada local de los aeropuertos requiere una inversión de US$10 mil. La empresa también destinó S/.100 mil a su nuevo local del Jockey Plaza. Para el 2013 planean abrir dos nuevos locales: uno en San Borja y otro en el Centro de Lima, este último con una inversión de US$125 mil sobre un área de 1,200 m2. Incluirá una cafetería y un auditorio para presentaciones. La empresa importa y distribuye libros, publicaciones periódicas, revistas, material educativo, CD-ROMs, etc.

Librería Sur es una nueva librería inaugurada en el mes de agosto, por los hermanos Sanseviero, hijos de Eduardo Sanseviero quien fundó en 1973 El Virrey. La librería Sur, ubicada en el corazón del distrito de San Isidro, cuenta con 160 metros cuadrados y está cuidadosamente acondicionada para “el público lector limeño” con títulos de best sellers, literatura internacional, libros de ciencias sociales y filosofía, libros de narrativa y ensayos, así como los de autoayuda, sexología, etc. Los niños tienen un espacio especial junto con libros para sus padres.

Arcadia Mediática es otra nueva librería ubicada en el centro de Lima, con amplia colección de títulos especializados en arquitectura, urbanismo, paisajismo, diseño gráfico, imagen corporativa, diseño editorial, fotografía, cine, cómics, poster desing, etc. Cuenta con un ambiente para exposiciones.

La Casa Verde, para David Gallagher de El Mercurio de Chile, se trata de una librería que se especializa en novelas literarias y libros de filosofía, historia, arte y poesía. Es de esas librerías exquisitas, sofisticadas y cada vez más escasas, en las que la selección de libros es en sí una obra de arte. Por supuesto están las opciones clásicas de Librería El Virrey, La Familia, Libun, así como la librería Cultura Peruana de Miraflores, especializada en bibliografía peruana nueva y agotada.

Las ferias como estrategia de difusión
El presente año se han desarrollado importantes ferias del libro tanto en Lima como en provincias, mostrando récord de asistencia y ventas.

La 33a Feria del Libro Ricardo Palma en Miraflores, que concluyó el pasado 4 de noviembre, recibió a más de 190 mil visitantes. Los títulos más vendidos fueron Cuerpos secretos (Planeta) de Alonso Cueto con más de 300 ejemplares, seguido de Dar de mamar es amar (Planeta) del Dr. José Luis Pérez Albela, con 200 ejemplares; La soledad de la política (Estruendomudo) del sociólogo Carlos Meléndez y CIA Perú 1985, con 180 ejemplares, además de Una novela de espías (Estruendomudo), de Alejandro Neyra, ganador del IV Premio de Novela Breve de la Cámara Peruana del Libro. También destacaron Contrato prenupcial (Distribuidora Inca), de la escritora Pilar Cueto; Tren de ficción, del historietista Carlos Lavida (Contracultura); y Pizarro, el Rey de la Baraja. Política, confusión y dolor en la Conquista (Titanium), de Alan García Pérez.

Por su parte, la 17ª Feria Internacional del Libro de Lima, llevada a cabo en el mes de julio, batió todos los récords de asistencia y ventas. Recibió a más de 300 mil visitantes y generó ingresos por más de S/.8 millones. El libro más vendido fue Dándole pena a la tristeza (Peisa), del escritor peruano Alfredo Bryce Echenique, cuyas ventas superan los 1,000 ejemplares; seguido de Desapegarse sin anestesia (Planeta), del autor de autoayuda Walter Riso, con más de 700 ejemplares vendidos. Luego el libro infantil De la A a la Z del Perú (Everest), de los Hermanos Paz, con cerca de 500 ejemplares. En cuarto lugar 5 minutos (Planeta), de la periodista Milagros Leiva, con más de 450 ejemplares. Con 400 libros vendidos el quinto lugar es para Días felices. El origen del rock en el Perú (Contracultura), libro de recopilaciones del fanzine Sótano Beat; y en el sexto lugar está el libro Contra-historia del Perú (Mitin), compilaciones de Eduardo Dargent y José Ragas. Cabe destacar que los cómics fueron el género más solicitado, para lo cual se contó con la presencia de Peter David (EEUU) y Ciruelo Cabral (Argentina) en el 3er Salón Internacional del Cómic, encuentro que causó sensación entre el público adolescente y juvenil, lo que fue motivo para que diversos libros de este género incrementen significativamente sus ventas y se sitúen como los más buscados de la feria.

En octubre, en Arequipa, se desarrolló la IV FIL, evento que recibió a 110 mil visitantes y generó ventas por S/.600 mil. Esta feria contó con la presencia de importantes escritores y poetas peruanos, chilenos y norteamericanos. Se desarrollaron 200 actividades culturales y participaron 56 editoriales, las cuales ofrecieron más de 600 mil títulos.

Finalmente, en el mes de marzo se realizó la primera Feria Internacional del Libro en Trujillo, organizada por la Cámara Peruana del Libro y la Municipalidad de Trujillo. Tras desarrollar por cuatro años consecutivos una feria privada, el evento de este año recibió a 100 mil visitantes en sus 12 días de duración, los asistentes pudieron disfrutar de 152 actividades culturales y artísticas y hubo 55 stands. En esta misma ciudad, en el mes de junio, se llevó a cabo exitosamente la I Feria del Libro Infantil, con decenas de actividades artísticas como cuenta cuentos, presentaciones teatrales, títeres, danza, música, show artístico y la biblioteca rodante o bibliobús.

La feria del Fondo Editorial de la PUCP también es un evento posicionado que se desarrolla dentro de la Universidad. En el mes de agosto realizó su 29ª edición con más de 40 expositores. Acá brindan facilidades de pago y descuentos especiales para la comunidad universitaria.

Gran producción de las editoriales
La industria editorial está ingresando a un nuevo modelo de negocio, pues hoy se habla de nuevas formas y entornos para la promoción y comercialización del libro en todos sus formatos, donde los lectores tradicionales, migrantes y nativos digitales se entrecruzan. De ahí la importancia de ofrecer una oferta variada y, al mismo tiempo, buscar el nicho de mercado para cada publicación.

Álvaro Lasso, creador del sello editorial Estruendomudo, una de las editoriales “independientes” más reconocidas del medio, nos cuenta que al inicio la editorial se especializó en publicar obras literarias, pero que actualmente eso no es viable. La editorial ha diversificado su oferta publicando temas de marketing, sexualidad, política y literatura infantil. Por otro lado, considera que es importante participar en ferias, pues tienen un fuerte rebote mediático. (Particularmente la Feria Internacional del Libro de Lima representa el 20% sus ventas).

Por su parte, las hermanas Andrea y Claudia Paz –que han vendido más de 200 mil ejemplares de libros de cuentos infantiles cuyo principal personaje es el perro calato “Chimoc”– comentan que su éxito se debe, además de la historia original que hace sentir orgulloso a los peruanos, a la inclusión de música, pues el libro se entrega en pasta dura y con un CD.

Las universidades también tienen una amplia producción literaria que en los últimos años ha tenido un crecimiento exponencial a través de sus fondos editoriales, que publican las investigaciones de sus docentes, alumnos y autores externos, divulgando conocimientos en áreas relacionadas al quehacer académico sea en libros, revistas, boletines, etc. Los principales son los pertenecientes a las universidades: PUCP, San Marcos, Cayetano Heredia y San Martín de Porres. Esta última, incluso, ha recibido el reconocimiento del Gourmand World Cookbook Awards – Paris por 20 de sus publicaciones sobre gastronomía.

El periodista y escritor Fernando Ampuero comenta que hoy en día los nuevos escritores aparecen en aluvión y estos se dan a conocer no por canales tradicionales, sino a través de blogs y redes sociales, fenómeno que está generando un tremendo cambio en nuestra civilización. “Me asombra ver todo el tiempo en el Perú y América Latina autores que resultan muy solventes”, concluyó.

Finalmente, hay motivos para ser optimistas: el exviceministro de Educacion Idel Vexler manifiesta que en las pruebas PISA en Comprensión Lectora del año 2000 al 2009 el Perú ha subido de 327 puntos a 370 puntos, constituyéndose en el país que más mejoró. Claro que la media latinoamericana fue de 408 puntos. Lo que demuestra que estando aún bajos estamos en el camino correcto. Convendría que el Ministerio de Educación se fije metas nacionales, esperando lograr los 390 puntos en la última prueba realizada en agosto de este año y llegar al 2015 con 408 puntos, y una proyección al 2021 de obtener alrededor de 440 puntos.

Compartir: