» Este mes habrá nuevas autoridades en San Marcos

Este mes habrá nuevas autoridades en San Marcos

Hacia un perfil de los candidatos a rector

Las dos últimas gestiones en la Decana de América se han caracterizado por una administración de pobres resultados y empañada con denuncias por actos de corrupción. Para estas elecciones universales del 17 de julio, el cargo de rector estará destinado a personalidades académicas de reconocida y proba trayectoria, por lo que se augura un futuro de cambios positivos para esta cuatricentenaria casa de estudios.

 

Destacadas personalidades que trascienden fuera de la universidad son los candidatos para ocupar el máximo cargo de rector. Nicolás Lynch, exministro de Educación; Zenón Depaz, filósofo y exmiembro del Consejo Directivo de la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu); Javier Villa Stein, expresidente de la Corte Superior de Justicia, y el Ing. Orestes Cachay, past decano de la Facultad de Ingeniería Industrial de la UNMSM completan los cuatro candidatos.

 

La gestión del último rector, Pedro Cotillo, fue mediocre y poco transparente. Así, conocidos los candidatos en general, se augura un mejor futuro, salvo el controversial Javier Villa Stein no solo por sus cuestionadas sentencias, sino además se encuentra en el ojo de la tormenta por el rápido incremento de su patrimonio.

 

En este punto, quiero recordar tres hechos interesantes que vale la pena describir.

 

Primero. Siempre hemos tenido como ministros de Educación a destacados educadores y, sin embargo, se avanzó muy poco. Solo con la llegada del economista Jaime Saavedra, el sector ha empezado a mejorar gracias a su gestión práctica, que ya ha mostrado logros en comprensión lectora y desarrollo de problemas de matemática, la educación rural, la promoción de los docentes de acuerdo con la meritocracia, nueva ley para instituciones superiores, elevando la valla para la creación de nuevas universidades e institutos, el incremento del presupuesto y una serie de indicadores que hoy son reconocidos por tirios y troyanos.

 

Segundo. La experiencia de la gestión en Moquegua es otro ejemplo interesante que nos mostró cómo la región pasó del décimo lugar en el ranking de competitividad al segundo puesto en tres años, solo después de Lima, además de liderar el cumplimiento de estándares educativos. El desempeño de alumnos de un colegio público de dicha región se situó al mismo nivel que colegios como el Markham o Roosevelt, gracias a la gestión dedicada del Ing. Martín Vizcarra, que destinó el 30% del presupuesto a este sector y realizó una serie de gestiones ante el Gobierno central, así como alianzas con la empresa privada.

 

Tercero. En las últimas elecciones municipales de Lima, el candidato Enrique Cornejo acortó la holgada ventaja del alcalde Luis Castañeda, luego de apabullarlo en el debate técnico, dejando al descubierto las debilidades e incoherencias de sus propuestas; y de haber ganado Cornejo las elecciones, la ciudad estaría en la senda de abandonar el caos y la falta de planificación.

 

Al revisar la trayectoria de los candidatos, encuentro que tres de ellos, además de ser profesionales y académicos, han ocupado cargos muy importantes en instituciones más allá de la universidad y con cargos políticos de nivel nacional, y quién sabe si de alcanzar el cargo de rector de San Marcos sea un premio consuelo para ellos o un medio para lograr otro objetivo mayor. Mientras que la candidatura del Ing. Orestes Cachay Boza, sin tener el brillo aparente, me parece la más adecuada y la que más se asemeja a las tres historias descritas.

 

El Ing. Cachay además de ser docente universitario desde 1976, ha sido funcionario en instituciones públicas y empresas privadas –como Inrena, Minero Perú, Bayóvar, Indumil– y decano, en dos ocasiones, de la Facultad de Ingeniería Industrial. Como tal, ha mostrado logros en la construcción y equipamiento de diversos laboratorios, ha dotado a todas las aulas con equipos multimedia, y ha gestionado licencias gratuitas de Microsoft para estudiantes y docentes, inicialmente de su Facultad y, posteriormente, para toda la universidad. También culminó el proceso de acreditación de la carrera de Ingeniería Industrial por el Consejo Nacional de Acreditación de Colombia, considerada de alta calidad académica, sin costo para la universidad. De igual manera, logró la acreditación ante el Sineace. Gracias a su gestión como experto en planificación, consiguió que se ampliara el presupuesto de la universidad, recursos que han servido para construir y mejorar la infraestructura de esta casa superior de estudios. Hoy, San Marcos además de ser reconocida por su formación de médicos, abogados y humanistas, también lo es por su formación de ingenieros, basta revisar los resultados del portal ponteencarrera.com

 

La universidad necesita más que nunca de una planificación, gestionar los recursos con eficiencia y buscar tanto el apoyo del Estado como del sector privado, así como desarrollar alianzas por intermedio de la Asociación Público Privada y convenios con universidades e instituciones internacionales aprovechando del reconocimiento y prestigio que goza. También, destrabar los recursos destinados para la investigación, certificar las carreras tecnológicas y dotar de todas las facilidades modernas a los estudiantes, docentes y administrativos, retos para los que cuenta con mayor experiencia el Ing. Cachay Boza.

 

Post Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *