50 años de SENATI: Empresarios y Educación

Involucrar a gremios empresariales en la educación es una formula importante y necesaria para mejorar la calidad educativa, formar técnicos calificados para el trabajo y profesionales que el mercado laboral requiere. Mantener a las instituciones educativas de espaldas al mercado laboral es una formula negativa ya conocida.

El Servicio Nacional de Adiestramiento en Trabajo Industrial (Senati), acaba de cumplir 50 años de fundacion, a iniciativa de empresarios de la Sociedad Nacional de Industrias SNI, iniciativa considerada como la mayor contribución de los empresarios industriales, incluso un estudio de Usaid considera como uno de las veinte experiencias más exitosas de formación laboral.

Todo empezó en 1959, cuando sin mediar conceptos de responsabilidad social empresarial, los empresarios industriales se comprometieron con la educación técnica y crearon este centro de formación técnica para la industria. Los primeros técnicos fueron formados para el manejo y mantenimiento de maquinarias que el sector importaba. En 1965 el Presidente Fernando Belaunde Terry inauguro su sede principal en el distrito de Los Olivos sobre un área de 100,000 m2.

Actualmente cuenta con cerca de 50 mil estudiantes en prácticamente todos los departamentos del Perú. Este año postularon cerca de 30 mil jóvenes e ingresaron 18 mil nuevos estudiantes.

Senati es financiado con el aporte mensual de las empresas, equivalente al 0.75% del total de las remuneraciones que las empresas industriales pagan a sus trabajadores, siempre que estas tengan más de 20 trabajadores en la actividad industrial, además de los recursos que generan por prestación de servicios y la cooperación técnica internacional.

Experiencias similares son las que actualmente ocurren con Tecsup vinculado al sector industrial y minero, Censico vinculado a Capeco gremio de la construcción, Inictel vinculado a empresas de Telecomunicaciones, Cenfotur vinculado al sector Turismo. Esperamos que en el futuro se promueva nuevas instituciones o actuales instituciones realicen convenios de cooperación con sectores como agroindustrias, pesca y acuicultura, minería, Textil y confecciones, etc. Donde hacen falta profesionales y técnicos.

Compartir: