» Aprendizaje, Vivencias y Sociedad

Aprendizaje, Vivencias y Sociedad

El papel de los psicólogos en el ambiente educativo implica ser agente mediador y motivador de los procesos educativos y las relaciones interpersonales, buscando una convivencia armónica y favorable entre sus miembros, tarea que no puede estar desligada de los nuevos procesos en los que nos encontramos inmersos, donde la aceleración de la vida está indefectiblemente ligada a una sociedad cada vez más cambiante.

Cuando pensamos en la labor de psicólogo en el ámbito educativo, solemos asociarla exclusivamente a la intervención de problemas o dificultades que presentan los alumnos en el área socioemocional o de aprendizaje. Hoy en día, la labor psicológica en el área educativa es un desafío. En la actualidad, la sociedad está acelerando su proceso de desarrollo sobre todo en el uso de las tecnologías y las relaciones sociales. Entender estos nuevos cambios implica que el psicólogo adapte sus instrumentos, estrategias y enfoques desde distintas perspectivas buscando abarcar áreas diversas que contribuyan al desarrollo social, afectivo y cognitivo del ser humano.

Importancia del departamento psicopedagógico
El trabajo en equipo es fundamental para el logro de los objetivos propuestos por una institución ligada al campo educativo. Buscar la formación integral del ser humano es la meta que toda institución educativa desea alcanzar; hacerlo implica el trabajo en equipo de todos los agentes que contribuyen a este proceso. Profesores, padres de familia, y psicólogos trabajan en conjunto para los beneficiarios directos, que son los alumnos.

El departamento psicopedagógico juega un rol importante en esta interacción. Busca, a través de estrategias, métodos e instrumentos la forma de optimizar y mejorar los distintos aspectos relacionados con el ser humano.

Campos de acción del trabajo del psicólogo
El aprendizaje, constituye uno de los factores más importantes del desarrollo humano. El rol del psicólogo es amplio: no sólo se limita a la evaluación cognitiva del alumnado a través de pruebas psicopedagógicas sino que, en conjunto con los profesores y desde las aulas, busca mejorar estrategias que permitan un aprendizaje significativo e interactivo, avanzando con los nuevos tiempos en el uso de las nuevas tecnologías y la forma cómo las nuevas generaciones captan y procesan la información. Poner énfasis y atención al desarrollo de las habilidades y capacidades, sin descuidar los aspectos que deben ser reforzados, nos llevará a formar una persona segura de sí misma, con un autoconcepto positivo, capaz de asumir nuevos retos, tomar sus propias decisiones con responsabilidad y respeto, buscando mejorar las oportunidades que brinda la sociedad; es decir, buscamos personas que aprendan a ser felices,

Es importante, también, resaltar que el área socioemocional se trabaja del aula hacia la sociedad, buscando siempre espacios y momentos donde el psicólogo conjuntamente con los profesores y en especial con los tutores, desarrollen programas de prevención de acuerdo con las necesidades y características propias de cada grupo de estudios y de cada alumno en relación al grupo. El psicólogo cumple un rol activo en el aula y es partícipe de las actividades que ahí suceden. De otra manera, será difícil entender la dinámica de las relaciones sociales de las nuevas generaciones, pues ello implica, por ejemplo, que nosotros cambiemos nuestros estándares y formas de pensar respecto a la utilización de los avances tecnológicos, no solo como medios de ayuda para mejorar nuestras relaciones interpersonales y el proceso de aprendizaje con ellos; sino principalmente para comprender la forma cómo establecen dinámicas de intercambio con sus pares.

Darle mayor importancia a un área determinada del ser humano sea la cognitiva o la socioemocional, sesgará el desarrollo integral de los niños y adolescentes. No olvidemos que somos personas y como tales, reunimos en nosotros como unidad indivisible lo que las escuelas muchas veces han separado por razones prácticas. Por ello, desde la perspectiva de la Educación por el Movimiento, integrada a nuestra labor como psicólogos, buscamos brindar oportunidades para que nuestros alumnos identifiquen sus habilidades y debilidades en estas dos áreas. El cuerpo es el medio que nos permite la relación y comunicación con nuestro entorno; de ahí a través del juego motriz y relacional, buscamos que los niños y adolescentes identifiquen y potencialicen sus habilidades, y asuman la libertad y responsabilidad de hacer y desarrollar lo que más les gusta. Entonces, se esforzarán por mejorar lo que es difícil realizar, siendo ésta una motivación y no una presión que muchas veces reciben por parte de sus profesores o padres de familia en una sociedad que desde ya, les exige altos estándares de desempeño y según vaya pasando el tiempo se irán incrementando.

La labor del psicólogo implica también, trabajar desde y con la familia –y entiéndase que a pesar de que su concepto haya variado en estos últimos tiempos y su conformación no sea la misma, no deja de ser importante y fundamental en la formación de niños y adolescentes. Por ejemplo, desde mi experiencia en la institución donde laboro y sobre todo en el 2010, hemos transformado la idea tradicional de las escuelas para padres, de un espacio donde “expertos” ofrecen charlas y talleres, a una escuela donde profesores, padres y psicólogos intercambian experiencias y conocimientos, a través de espacios de diálogo y escucha, vivenciando el fondo y la forma de cómo los niños y adolescentes de hoy aprenden, sienten y sociabilizan en un espacio específico. Esto es la propia escuela y las experiencias de nuestros alumnos, padres y profesores.

Funciones del psicólogo educativo
El nombrar las funciones del psicólogo en las instituciones educativas implica un amplio repertorio de acciones que involucra a los tres principales agentes del proceso educativo: padres, profesores y alumnos.

Estas funciones deben ser parte de los objetivos propuestos para alcanzar metas establecidas por la institución educativa, buscando siempre una convivencia armónica entre los agentes educativos y también, el desarrollo de habilidades y capacidades.

Dentro de este marco la función del psicólogo en la Educación por el Movimiento, implica un acompañamiento continuo y activo a los alumnos porque, vivenciando de cerca sus experiencias de aprendizaje, podremos conocer la forma en que se unifican los elementos motrices con las diversas áreas educativas; además, conlleva a un acercamiento directo propiciando un clima de apertura y confianza. También, es importante resaltar la orientación individual y grupal sobre temas de su interés o de actualidad.

_________________________
Beatriz Ojeda > Coordinadora del Departamento Psicopedagógico del Colegio Jean Le Boulc
h.


Post Relacionados

Un comentarios para Aprendizaje, Vivencias y Sociedad

  1. La Red de Fotografos Chile (RFC) los invita cordialmente a participar de su sitio web. Canal abierto para todo el que quiera difundir su material, comentar, compartir datos, tecnicas, alguna picada buena o iniciar debate, etc… Hagamos de este un espacio de reunion y difusion para el Fotografo Profesional y Amateur. Buscanos en Facebook! y encontraras temas variados sobre la fotografia en chile, cursos de fotografia, material didactico, trabajos nacionales e internacionales y mas. Visitanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Protected by WP Anti Spam